lunes

He desarrollado una adicción a usar muchas pulseras( es que me gustan que hagan ruido, y molesten)

Lo peor de todo, es que lo que uno mejor escribe nunca está dispuesto a publicarlo ni en blog, ni en nada. Normalmente hay nombres comprometedores o boludeces de tal magnitud.
En fin, me estoy por ir a la casa de Flor, y además todavía me queda aprenderme el verbo griego verbo griego de mierd* , así que copio algo viejo mientras escucho una canción.





Sigo mirando el reverso de las tapitas de gaseosas cuando las abro
como si hubiese un dejo de espíritu infantil,
aquel que esperaba sacar un vale otro en el palito de bombón helado.
¿Qué te parece?
Cuando busco en el diccionario las palabras parecen significar profecías donde todo pasa por una razón.
Como estas casualidades
te busco en el diccionario,
tenés los mismos zapatos que un profesor de Historia

que en realidad son zapatillas y la verdad que es mi hermano.
Los abdominales, el indie rock y las carpetas desordenadas.
Arroz, almohadas, fiebre.
Todo separado, y todo parte de un mismo diagrama mental.
(lalalaaalalaallalalalalalalalalalalalalallalalalal)
¿Ves?

Un poco de miel no basta.
té para tres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada